Premio Alfaguara 2018 para Jorge Volpi

February 15, 2018

El género novelístico en ocasiones facilita la apreciación del conocimiento histórico, porque además de darse en un contexto de espacio y tiempo, en algunos casos implica una recopilación de datos y/o una sólida investigación de acontecimientos. Tal es el caso de la obra de Jorge Volpi, titulada: En Busca de Klingsor de 1999, la cual me atrapó y conquistó como asiduo lector de la Segunda Guerra Mundial, cuya novela se centra en la vida de un científico norteamericano, quien al finalizar la guerra recibe el mandato de descubrir quién es Klingsor, presumiblemente un científico nazi de muy alto nivel. La obra fue publicada en veinticinco idiomas.

 

            Volpi dirigió durante cuatro años el Canal 22 y recientemente se ha hecho acreedor del Premio Alfaguara 2018. El jurado fue presidido por el escritor español Fernando Savater. El dictamen resolutivo señala “un fascinante relato sin ficción del caso Cassez-Vallarta… el autor coloca al lector frente a frente sin intermediarios… aquí no hay respuestas: sólo la perplejidad real domina la narración”. Agrega, “recurro a una mezcla, en que lo novelístico nunca invalida la verdad. Su obra es producto la revisión de miles de páginas de expedientes y múltiples entrevistas”.

 

 

            Se reconoce ser una obra de investigación periodística, lo cual me mueve al recuerdo de un querido amigo autodidacta, escritor de los medios de comunicación impresos desde 1943, llegando a hacerse cargo de Últimas Noticias de Excélsior, Luis Spota. Caso único de las letras mexicanas. El cómo investigador nunca dio tregua al periodismo poseedor de la técnica de escritura desarrollada manualmente y transcrita por Elda Peralta a la máquina.

 

            Luis fue un narrador, como Jorge Volpi, con destreza literaria. Rafael Solano llamó a Luis Spota el Balzac mexicano, reeditando Siglo XXI recientemente la Costumbre del Poder, serie de novelas políticas con gran aceptación en el momento de su publicación.

 

            Su pericia periodística, la soltura y rapidez de estilo, la agudeza para observar personajes y ambientes, fueron clave de su género novelístico. Escribió cerca de treinta novelas y condujo el programa La Hora 25 del antiguo Canal Trece. Tuvo el instinto de la noticia, la curiosidad del escritor y pudo interpretar la realidad política como lo hicieron en su momento Dickens y Hemingway. Jaime Labastida fue el soporte de Luis, quienes nos dejaron en la narrativa, el sabor de los acontecimientos del devenir político.

 

            Recuerdo haberme expresado Gabriel García Márquez preferir ser identificado como periodista, sobre novelista. Por tanto, la novela y el periodismo político son complementarios como lo vivido en estos tiempos electorales, los cuales nos dan muchas posibilidades de narrativa, interpretación y conocimiento.

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

December 12, 2018

August 17, 2018

July 6, 2018

February 21, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags