Meade el estadista

 

 

La dinámica política tiene ciclos, momentos claves, altas y bajas, coyunturas y circunstancias históricas, todas ellas determinan la grandeza de los líderes, su profesionalismo y su congruencia personal.

 

Hoy vivimos un nuevo capítulo democrático en la historia de nuestro país, con una victoria indiscutible de Andrés Manuel López Obrador y sus aliados (Morena, PT y PES), quienes supieron captar el descontento social e interpretar el deseo de la ciudadanía.

 

La novedad fue el reconocimiento oportuno de José Antonio Meade a la victoria de AMLO, lo cual frenó incertidumbres, le dio un toque de estabilidad política a la nación y puso al candidato del PRI-Verde-PANAL como un Estadista, quien ya era poseedor de una sólida vida pública como funcionario del Gobierno Federal en política exterior, desarrollo social, energía y directriz hacendaria, habiendo sido  Secretario de Estado en todas esas vertientes.

 

La competencia durante muchos meses fue de un puntero y dos segundos lugares, quienes se disputaron el voto útil. Para Meade representó la losa de un Régimen acusado de corrupto y de un Partido cuestionado en su liderazgo nacional. Desgaste sumido en actitudes de simulación de muchos de los suyos y exitosas campañas en redes sociales de quienes fueron los ganadores.

 

Hay muchas cosas por revisar y analizar de las circunstancias políticas y del equipo de colaboradores, pero debemos reconocer la valentía de José Antonio Meade, quien desde el principio y hasta el día de la jornada electoral, se presentó como él es en verdad, un hombre honrado, profesional, inteligente y con una familia estable, querido y reconocido por todos aquellos quienes lo conocemos bien y apreciamos por sus valores, entrega, solidaridad y corazón de amigo verdadero.

 

Resuenan en mi alma sus palabras “me voy como llegué a este proceso, con la frente el alto y el corazón lleno”, dejándonos ver con claridad y firmeza al vencedor al apuntar “en este momento habré de reconocer que de acuerdo a la tendencias fue Andrés Manuel López Obrador quién obtuvo la mayoría”.

 

El PRI se tendrá que reformar y reorganizar en su interior si quiere seguir siendo una opción confiable a los ciudadanos, sacudirse de liderazgos imprudentes y sobre todo de dirigentes sombríos y soberbios quienes en la primera etapa de la campaña enfilaron al Partido a su casi extinción.

 

Unámonos alrededor de las propuestas de AMLO, pues él llevará al país a una nueva etapa de desarrollo con sus propias particularidades y a pesar de nuestras diferencias reconocidas a sus posturas, debemos sumar filas para llevar a México por un mejor destino, como fue el deseo expresado sinceramente por Meade.

 

Ejecutivos Federal y Estatales, así como Municipios y Legislativos, electos en la jornada pasada o quienes se mantienen en su cargos, les pedimos hacer todos los acuerdos y gestiones necesarias para un México con un mejor futuro.

 

 

Meade al lado de su esposa Juana, expresó el sentir de muchos de nosotros, quienes sin ser simpatizantes de López Obrador, estamos obligados a seguir cimentando la vida democrática de la nación y apoyar la Cuarta Transformación del país ofrecida por el Presidente electo de México. Hagámoslo con responsabilidad por el bien de los todos los mexicanos

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

December 12, 2018

August 17, 2018

July 6, 2018

February 21, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags